Inicio Sociedad Banda Orquesta Escuela Noticias Agenda Contacto Galería
INTERPRETES DE VIOLÍN I


Arcangelo Corelli: es uno de los personajes más importantes en la historia de la música. Fue discípulo de Bassani (creador del arco de “cremallera”) y fundó en Roma la primera escuela de violín, de la que salieron alumnos como Geminiani, Locattelli, Somis,… Corelli vivió en una época de plena expansión del violín y en un país donde el arte de la luthería había alcanzado la perfección. En Italia, el violín reinaba con poderío, a la altura de la voz humana con la que rivalizaba a menudo. Investiga sobre problemas técnicos y fisiológicos del instrumento, fijando además la forma de la “sonata” antigua (lento-vivo-lento-vivo) y del “concerto grosso”. Gracias a Corelli, diversos constructores crearon un arco más perfeccionado, apto para ser utilizado en la nueva literatura violinística que se estaba escribiendo. Además, aconsejó a otros compositores sobre la conveniencia de que el registro del violín no sobrepasara los límites de la voz de una soprano ligera.

Francesco Maria Veracini: Calificado en su tiempo como el más grande violinista de Europa. Entre sus sonatas destacan las 12 “Sonatas académicas” Op. 2, escritas para interpretarse en conciertos privados y 12 sonatas para violín y bajo continuo sin número de opus. dedicadas al Príncipe Federico Augusto.

Antonio Vivaldi: La influencia de Vivaldi en su generación y en la que le siguió inmediatamente es innegable. Realizó una intensa actividad como director, violinista y compuso 207 conciertos para violín, 26 de ellos para dos violines, 5 para más de dos violines y 3 para violín, dos orquestas y continuo. Además fijó la definitiva forma tripartita del concierto para solista, destacando e independizando la línea del solista de la orquesta.

Jean-Marie Leclair: fue violinista alumno de Somis y representante de la escuela francesa de violín. Abre el camino hacia el periodo clásico, culminando la síntesis de estilos francés e italiano. Este sigue el modelo vivaldiano, pero con sentido más profundo de la ornamentación que, como sucede en los compositores franceses, está rigurosamente acabada y no a la merced del gusto y de la improvisación de los ejecutantes, como ocurre en la escuela italiana.

Francesco Geminiani: Nacido en Italia, desplegó toda su carrera como violinista de Inglaterra. La escritura en sus composiciones es, a veces, más avanzada incluso que la de Corelli, del que recibió enseñanzas. Exige del instrumentista una agilidad extraordinaria, con cambios de cuerda frecuentes y saltos de más de una octava.

Escribió un tratado llamado “Arte de tocar el violín” en 1740 y trató temas inusuales para la época, como por ejemplo, el empleo de diferentes cuerdas para producir un cambio de timbre como modo expresivo, diferentes digitaciones para un mismo pasaje, y sobre todo una novedad importante como fue la de reflejar la colocación del violín sobre la clavícula en vez de sobre el pecho, como comúnmente se venía haciendo hasta entonces.

Leopold Mozart: vivió entre 1719 y 1787 y publicó un trabajo en 1756 que llevó el título de “Tratado de los principios fundamentales de la técnica del violín”. Aunque Leopold Mozart era austriaco, este método es representativo de la antigua escuela alemana de violín. En este trabajo nos ilustra sobre la forma de interpretar del siglo XVIII, golpes de arco, ornamentación,… siendo especialmente interesantes las explicaciones sobre el modo de sujetar el violín. La clavícula no es ya apoyo suficiente, especialmente durante los cambios de posición, por lo cual, es necesario utilizar el mentón sobre la tapa del violín en el lado derecho del cordal, su colocación primitiva.

Siguiente »

.......© Copyright 2011 Sociedad Instructiva del Obrero Agrícola y Musical de Benimámet ...............................Aviso legal....................................................................... Diseño InterGrafic